censorship

Censorship

– No lo hagas. Ya te lo he dicho muchas veces… No lo hagas, por favor. Si lo vuelves a hacer… no sé, no sé qué haré…
– Pero… ¿por qué no?
– Pues… ¡Por qué no!
Lo volví a pensar y lo hice ¿Por qué no? La frase retumbaba en mi cabeza, mientras mis pantalones danzaban suavemente en el aire, en dirección al suelo. Los flashes de las cámaras seguían parpadeando, fulgurantes, desde todas las direcciones, como si fueran cristales brillantes, cayendo a la par que mis pantalones. La vida seguía por donde yo quería. ¿Por qué no?

Juan Franciso Granados

Advertisements
This entry was published on June 24, 2013 at 1:03 am and is filed under Outdoors. Bookmark the permalink. Follow any comments here with the RSS feed for this post.